Blog

Barcelona-Cerdeña

 

Durante el mes de mayo hemos disfrutado de bastante buen tiempo y hemos navegado casi todos los fines de semana, hemos salido cada tarde de “jueves a vela” y hemos visto dos espectáculos pirotécnicos nocturnos navegando frente a la costa de Badalona.

Hemos realizado, también, un curso de vela en el que disfrutamos de una deliciosa e inesperada travesía a vela hasta las Islas Baleares en condiciones casi ideales y por el puente de la segunda pascua hemos navegado por la Costa Daurada y el Garraf.

En junio hemos realizado un “stage de vela” con participación internacional, durante una semana navegamos hasta Mallorca y Menorca practicando las maniobras a vela y a motor, navegación, guardias nocturnas, fondeo, seguridad…Hemos podido disfrutar de buenos vientos para hacer prácticamente todas las travesías a vela, una espectacular recalada en la Sierra de Tramontana y también de las calas del sur de Menorca. Todos los participantes han vuelto a sus países habiendo aprendido y practicado mucho y con 300 millas más en sus “carnet de navigation”

El día 19, a pesar de haber pospuesto la salida hacia Cerdeña 24 horas para evitar vientos contrarios y una situación meteorológica desagradable, n mar de levante muy incomodo hasta llegar a Menorca y fondear en Fornells.

Al día siguiente zarpamos de nuevo rumbo a la isla de San Pietro, en el SW de Cerdeña, detrás de la depresión que nos había estado haciendo la puñeta durante los últimos días y con una situación meteorológica absolutamente diferente. El Onas y su tripulación navegamos felices a más de ocho nudos, con vientos moderados del SSW que fueron rolando progresivamente al NNW, mar casi llana, cielos despejados y una noche serena y sin luna …en poco más de 24 horas cubrimos las 200 millas que separan las dos islas, se nos hizo corto, sin duda una de las mejores travesías que hemos hecho nunca en el Mediterráneo y además, poco antes de llegar pescamos un atún de más de 30 kg.

Recalamos en la bonita cala dei Guidi, al sur de la isla de San Pietro y durante los siguientes días recorrimos la costa oeste de Cerdeña, repartiendo atún en cada fondeo, no dabamos abasto..Desde Carloforte hemos ido ciñiendo al viento dominante del NW parando en la bahía de Oristano, fondeamos delante mismo de las ruinas de la ciudad púnico romana de Tharros, en el puerto fluvial de Bosa, una ciudad medieval desde la que hicimos una interesante excursión al interior de Cerdeña y en la bahía de Porto Conte, muy cerca de Alghero o l’Alguer la ciudad catalana de Cerdeña y destinación final de este primer viaje de verano.

Comments are closed

Puedes también seguirnos en Facebook o en Twitter