Blog

Bonifacio

 

A principios de julio zarpamos del Alghero para recorrer la costa norte de Cerdeña. Tras el impresionante  paso de Fornelli  recalamos en Stintino, capital de la vela latina en Cerdeña y por la mañana (después de intuir el resultado de la final de Copa de Europa, por el silencio sepulcral que se hizo en el pueblo) navegamos con un potente mistral hasta cala Oliva en la isla de Assinara, actualmente un parque natural y, hasta hace poco, una prisión de máxima seguridad. Aprovechando que es una isla prácticamente virgen hicimos una excursión hasta su  montaña más alta desde la cual disfrutamos de una esplendida vista y encontramos, en ocasiones con un buen sobresalto, con algunos de los centenares de asnos salvajes que viven en la isla.

Continuamos el viaje rumbo a levante con poco viento hasta Castelsardo, un pueblo medieval fortificado, con un puertecillo municipal muy agradable (y con supermercado a pie de pantalán!) y escala habitual del Onas.

Al día siguiente, poco después de zarpar se estableció una tramontana pequeñita que nos permitió dar vela y navegar tranquilamente hasta Capo Testa, el extremo norte de Cerdeña, y entrar en la parte más estrecha del estrecho de Bonifacio. Durante unos días exploramos cada rincón de las calas vírgenes, graníticas y de aguas transparentes de las islas Lavezzi (con la obligada visita que los marinos hacemos de vez en cuando a su impresionante cementerio), Razzoli, Budelli, Sta. Maria…. Navegando a vela por el canal de la  Maddalena abandonamos el estrecho de Bonifacio, el mistral, viento que reina sobre el estrecho, estuvo bastante benigno y moderado. ¡Gracias, arrivederci!

 Pasamos casi de punillas por delante de la costa Esmeralda, seguramente el rincón más chic y ridículo del Mediterraneo, hasta doblar el cabo Figari y divisar la impresionante mole de la isla de Tavolara hasta la bonita bahía de Taverna.. Pocos dias más tarde terminábamos esta etapa, con un viento sur bastante fuerte y navegando, sin querer, en medio de la regata del domingo del  Circolo Velico di Olbia. El Onas llego a la línea de meta en segunda posición observado con cierta perplejidad por los miembros del club local

La segunda quincena de julio el Onas y su tripulación al completo hemos colaborado en la realización de un reportaje para la televisión sobre la isla de Tavolara, en la costa NE de Cerdeña. Hemos podido conocer la curiosa historia de esta isla, a sus poquísimos habitantes que parece que viven en un aura de “buen rollo”, a su rey…., (eh! No siempre se puede saludar a un rey de verdad!).

El director del parque natural nos explicó los problemas y la importancia de este espacio, compartimos ratos con los que trabajan cada día, pescando artesanalmente o llevando a los submarinistas a bucear y además pudimos estar en el increíble Festival de Cine Italiano que cada mes de julio unos entusiastas organizan en la minúscula isla desde hace más veinte años.

¡Gracias Alia, Luana i Giorgio del Diving San Paolo!, sin vosotros no hubiese sido posible.

Los últimos días de julio hemos hecho la travesía hasta Roma con buen tiempo y bastante viento, parándonos unos días en nuestra querida isla de Ponza y haciendo una breve, pero intensa, visita familiar a la capital de Italia.

Durante el mes de agosto estamos navegando por las islas Toscanas con base en Roma.

 

¡¡No te quedes con las ganas!!

Islas Toscanas: solo quedan plazas disponibles en el viaje del 22 al 31 de agosto.

Cerdeña: En septiembre volveremos a navegar por el estrecho de Bonifacio. ¡¡Quedan pocas plazas!!

Comments are closed

Puedes también seguirnos en Facebook o en Twitter