Blog

Rumbo sur: Zadar-Trogir-Dubrovnik

La primera quincena de septiembre iniciamos las travesías de vuelta después de dos meses por el golfo de Kvarner y las islas Dálmatas. Desgraciadamente a comienzos de mes la bonanza habitual del Adriático en verano dejó lugar al Jugo, el viento del sur, con lluvias y tiempo inestable.

Llueve? ¡No hay problema! nuestra joven tripulación no pierde la sonrisa ni las ganas de pasarlo bien tan fácilmente. Tuvimos que marchar a toda prisa de Zadar bajo un intenso aguacero y aprovechamos la oportunidad para navegar hasta el próximo y bonito pueblo de pescadores de Kukljika, en la isla De Uglijan, que no conocíamos. Pudimos hacer excursiones a pie y, pasadas las lluvias, bañarnos bajo los pinos en calas de aguas transparentes.

Aprovechando las “ventanas” de buen tiempo continuamos el viaje hacia el sur navegando por los estrechos canales que forman las islas Dálmatas hasta entrar en el Parque Nacional de las Islas Kornati, casi desiertas en esta época del año. Subimos a las montañas cercanas a la cala donde estábamos fondeados para disfrutar de la espectacular puesta de sol ten este inquietante paisaje lunar.

El día siguiente, en la navegación hacia la bahía de Sibenik, pescamos bastantes caballas y con los mejillones que habíamos comprados directamente desde el barco preparamos una buena cena. Por la tarde remontamos el río Krk hasta fondear en Skradin, un pueblo casi alpino.

En las últimas etapas, con sol y buen tiempo, pudimos navegar con spinnaker e incluso bañarnos en alta mar. Los más jóvenes pasaron un buen rato en los hinchables antes de entrar en Trogir, una pequeña ciudad medieval amurallada. Gracias chicas y chicos para hacernos la vida tan fácil y pasarlo tan bien. Os echaremos de menos.

Amarrados a la nueva marina de Trogir para cambiar de tripulación quedamos impresionados con la dimensión que está adquiriendo la flota de charter en Croacia … realmente este país ha decidido ordeñar la vaca del turismo náutico a conciencia, espero les vaya bien.

Una vez instalados a bordo los nuevos tripulantes y hecha la compra zarpamos hacia las grandes islas del sur de Dalmacia. Volvían las lluvias y los vientos contrarios, hubo que tener paciencia y estar a punto para navegar cuando las condiciones fueran favorables … o aceptables …

De entrada navegaríamos hasta la costa norte de la isla de Brac, con vientos del sur estaríamos seguros. Amarramos en Pucisa famoso por sus canteras de piedra blanca, de ahí salió la materia prima para construir el monumental palacio de Diocleciano en Split y la casa Blanca de Washington. Al día siguiente, como no convenía zarpar, hicimos una excursión a la cueva del Dragón guiados por Zoran Krodjić. Durante el recorrido nos acompañó paso a paso por la historia de Croacia y nos explicó los vínculos entre las mitologías eslava, mediterránea y europea para entender la iconografía de los impresionantes relieves de la cueva. Si alguna vez pasais por en la isla no dejes de visitarlla.

Después de una noche de lluvia torrencial, rayos y truenos navegamos hasta la próxima bahía de Povlja, el tiempo continuaba igual de desfavorable pero había que cambiar de aires, la tripulación empezaba a estar nerviosa.

Dejamos por fin la isla de Brac con tiempo incierto que fue mejorando a medida que nos acercábamos al canal de Korcula, la isla de Marco Polo. Visitamos la antigua ciudad veneciana y disfrutaremos del pequeño puerto de Lumbarda con tiempo de nuevo veraniego.

En las últimas etapas del viaje pudimos navegar mucho a vela con sol y vientos favorables, recalado en las pequeñas islas de Jaklan y Lopud. Disfrutamos de nuevo de los fondeos durmiendo bajo las estrellas. Terminamos el viaje contemplando las espectaculares murallas de Dubrovnik desde el mar. Eskerrik asko marinelak

Comments are closed

Puedes también seguirnos en Facebook o en Twitter