Blog

Temps de millores i reformes

En castellano leer más abajo

Cada any, durant l’hivern fem les feines de manteniment de l’Onas i alguna reforma per a deixar-lo a punt per a complir amb el seu intens programa de navegació.

Tots els mariners sabem que per a que un vaixell sigui segur en qualsevol condició l’has de cuidar i mimar contínuament. Cada temporada se’ns ocorren canvis possible de maniobra, distribució o millores que proporcionin més confort o simplement feines que són necessàries per a mantenir el veler a punt i que sigui més acollidor i funcional.

Enguany ens hem centrat sobretot en la banyera i el lavabo. Durant la temporada passada un descuit amb la passarel•la va fer que es trenques el tambutxo de popa a estribord, no fou res greu però ens va fer recordar que les tapes que teníem no ens agradaven gaire, eren incòmodes d’obrir i molt pesades. Ha arribat el moment de canviar-les.

Un altre punt que teníem pendent era la posició del carro de l’escota de major. Feia el pas molt incòmode i , a més, treia molt de lloc impedint que tota la tripulació pogués seure còmodament als seients de la banyera. Després de moltes discussions i mals de cap hem decidit canviar-lo de lloc. La banyera ha quedat més gran i francament millor.

En el lavabo hem fet un armari nou, el terra i canviat el WC. Sembla feina fàcil però en un barco tot té una forma i mida especial que fa que canviar qualsevol cosa es converteixi en un complicat exercici d’enginyeria.

Todos los años durante el invierno el ONAS se somete a trabajos de mantenimiento y algunas reformas y que hacen que llegue a la primavera listo para continuar con su intenso programa de navegaciones.

Todos los marineros sabemos que para que un barco te de seguridad en cualquier condición, lo tienes que mimar y cuidar continuamente. En cada temporada se nos ocurren cambios posibles de maniobra, distribución, mejoras que proporcionen más confort o simplemente trabajos que son necesarios para mantenerlo a son de mar y que el velero resulte más acogedor y funcional.

Este año nos hemos centrado sobre todo en la bañera y el lavabo.

Durante la temporada pasada, un descuido con la pasarela hizo que se rompiese el tambucho de popa a estribor, no fue nada grave pero nos recordó que las tapas que teníamos no nos gustaban demasiado, eran incomodas de abrir y muy pesadas. Ha llegado el momento de cambiarlas.

Otro punto que teníamos pendiente era la posición del carro de escota de la mayor. Resultaba incomoda para el paso y además quitaba sitio para que toda la tripulación se sentase en los asientos de la bañera. Tras varias discusiones y rompimientos de cabeza hemos decidido cambiarlo de lugar. La bañera ha quedado más grande y francamente mucho mejor.

En el lavabo hemos hecho un armario, el suelo y cambiado el WC. Esto parece un trabajo fácil pero en un barco todo tiene una forma y tamaño especial y hace que colocar una simple tabla se vuelva un ejercicio de ingeniería.

Comments are closed

Puedes también seguirnos en Facebook o en Twitter